Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

-10% en el 1er pedido con el código "BIENVENIDO10"
Entrega gratuita a partir de 30€ de compra
Embalaje discreto y neutro
Carrito

Todo Sobre La Proteína De Cáñamo Ecológico [Propiedades, Consumo]

Repleta de proteínas vegetales y nutrientes esenciales, amada por los atletas, la proteína de cáñamo ecológica se está haciendo un buen hueco entre los productos de nutrición natural. Poco a poco se va invitando a nuestra vida diaria, ya sea en batido o en nuestros platos. Hablemos un poco de lo que realmente es, de qué está hecha, las propiedades que ofrece, cómo consumirla e incluso sus posibles peligros. En resumen, lo comprenderás, ¡aquí está la guía completa de la proteína de cáñamo!

 

¿Qué es la proteína de cáñamo?

min de proteína de cáñamo orgánica

Una semilla de cáñamo se compone de un 35% de proteína. Una proporción enorme, que la convierte en una de las plantas más ricas en proteínas de forma natural. Para extraer la proteína del cáñamo, primero se trituran las semillas, luego se presionan para extraer el aceite (un 45% mínimo de la masa de la semilla). Esta primera parte es simplemente el aceite de cáñamo, que encontramos cada vez más fácilmente en el supermercado para cocinar, en tiendas ecológicas o combinado con cannabidiol para hacer aceite de CBD.

El resto luego se seca para deshidratarlo por completo. Esta materia seca finalmente se puede triturar y liberar de los restos de grasa para obtener un polvo verdoso; la proteína de cáñamo. Si el cáñamo del que se extrajo es ecológico, lógicamente es proteína de cáñamo ecológica.

Composición

Como su nombre lo indica, la proteína de cáñamo es una proteína vegetal completa cuya principal ventaja es contener todos los aminoácidos esenciales a nuestro cuerpo, de ahí el interés cada vez más importante que genera, en particular por parte de los deportistas. Por su composición excepcional, ofrece un perfil muy rico, con una calidad proteica cercana a la de la soja o del huevo. Específicamente, la proteína de cáñamo es muy rica en arginina y en L-tirosina, pero bastante pobre en leucina y lisina, más presente en alimentos de origen animal.

Sin embargo, la proteína de cáñamo no contiene solo proteína pura. Por tanto, se estima que la cantidad de proteína pura es equivalente a un 50% de la cantidad de "proteína de cáñamo" utilizada. Es menos que la proteína de soja, por ejemplo (hasta un 90%), pero se compensa con el hecho de que la proteína de cáñamo es mucho menos procesada y refinada, ¡una verdadera ventaja para la salud!

Propiedades de la proteína de cáñamo

La proteína de cáñamo orgánica es utilizada principalmente por atletas. Sin embargo, no son los únicos y ahora genera un interés y un ámbito cada vez más amplio por su propiedades positivas sobre la dieta y la salud de manera general.

proteína de cáñamo para el deporte y el equilibrio alimentario min

Desarrollo muscular

Un consumo regular de proteína de cáñamo es un excelente complemento a la práctica deportiva para quienes deseen mantener, desarrollar o ganar fuerza muscular. Gracias a su alta concentración de ácidos grasos esenciales, contribuye tanto a la realización del esfuerzo como a la recuperación, en particular facilitando el buen funcionamiento del sistema cardiovascular y limitando la inflamación.

Sistema inmunitario 

Además de los ácidos grasos, la proteína de cáñamo ecológica es rica en antioxidantes y nutrientes esenciales, contribuye a reforzar las barreras naturales de nuestro cuerpo y por lo tanto a mantener eficazmente nuestro sistema inmunológico.

Alimentación

Entre los ácidos grasos, antioxidantes, nutrientes, fibras y minerales que la componen, la proteína de cáñamo orgánica es globalmente esencial como complemento alimenticio muy completo. Por tanto, es ideal para todos los deportistas que deseen mantener de forma natural su capacidad muscular, para los veganos que buscan una fuente de proteína que no sea animal y de buena calidad, para intolerantes a la lactosa o simplemente para todos aquellos que quieran variar sus fuentes de proteínas.

Entonces, ¿la proteína de cáñamo solo tiene ventajas o hay ciertos peligros detrás de la generalización de su consumo?

¿Existe algún peligro en la proteína de cáñamo?

El sabor de la proteína de cáñamo es bastante fuerte y, por lo tanto, no es del agrado de todos. Sin embargo, eso no significa que sea peligrosa. Lo que puede ser un obstáculo mucho mayor es la alergia al cáñamo. Sin embargo, este es un caso extremadamente raro y es muy poco probable que lo sufras.

No obstante, pueden observarse algunos efectos indeseables.

Efectos secundarios

Básicamente residen en un riesgo de diarrea e hinchazón. Se deben principalmente al alto contenido de fibra del cáñamo, que la mayoría de las veces facilita el tránsito intestinal, pero puede ser difícil de digerir para algunos. Por lo tanto, se recomienda no consumir cantidades demasiado elevadas de proteína de cáñamo en polvo, ni consumirla demasiado rápido y, por supuesto, siempre elegir productos de calidad.

Finalmente, se recomienda que las personas inmunodeprimidas o anémicas así como las personas embarazadas no consuman proteína de cáñamo sin comentárselo antes a un nutricionista o dietista.

Aparte de estos pocos casos para los que parece haber una contraindicación, no es peligrosa. La proteína de cáñamo también es muy fácil de consumir.

¿Cómo consumir proteína de cáñamo?

batidor de proteínas con proteína de cáñamo min

Se recomienda elegir una proteína de cáñamo ecológica  y extraída en frío, para mantener tanto como sea posible las propiedades naturales del cáñamo. De hecho, la calidad del producto desempeña un papel importante en los beneficios que se esperan de su consumo.

Entonces, eres libre de usarlo de la manera más práctica de acuerdo a tus necesidades y deseos.

  • En coctelera: simplemente mezclando el polvo con agua, posiblemente junto con su batido de proteínas favorito.
  • En un batido, zumo de frutas o leche (vegetal o no, según tus hábitos de consumo).
  • En tu comida: simplemente espolvoreando tu producto en un plato o integrando la proteína en una receta para un resultado menos seco y un sabor más agradable (tortitas, bolas energéticas, etc.).

← Publicación anterior Publicación nueva →