Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

-10% en el 1er pedido con el código "BIENVENIDO10"
Entrega gratuita a partir de 30€ de compra
Embalaje discreto y neutro
Carrito

Cápsulas De CBD: 8 Hechos Que Debemos Considerar Antes De Comprar

¿CBD en cápsulas? ¿Cuál es el punto si solo encapsulan el mismo aceite de CBD disponible en grandes cantidades en una botella, a menudo más económico y ofreciendo más libertad en la dosificación? Precisamente, existen algunas diferencias notables entre consumir aceite de CBD y cápsulas. El equipo de Weedy ha recopilado para ti los ocho hechos más importantes que debemos considerar antes de decidirsey si comprar o no cápsulas de CBD.

Las cápsulas de CBD son uno de los muchos productos derivados del cannabis light disponibles en el mercado.
Las cápsulas de CBD son uno de los muchos productos derivados del cannabis light disponibles en el mercado.

1. En las cápsulas de CBD, la cantidad de CBD está predosificada.

Esta es sin duda una de las principales especificidades de una cápsula de cáñamo: contiene una cantidad conocida de aceite de CBD, predosificado, en una concentración determinada. Nada "mejor" o "peor" en esta información en sí. De hecho, si las cápsulas de cáñamo son más fáciles de usar (solo hace falta tragar la cápsula con un poco de agua) y no requieren dosificación , también ofrecen menos flexibilidad queun frasco de aceite de CBD permitiendo adaptar con precisión las cantidades de cannabinoides consumidos, según las necesidades del momento.

2. Una cápsula de CBD no contiene necesariamente solo cáñamo

Al igual que con todos los aceites de cannabis, el producto final suele llevar algo más que CBD, o cáñamo para el caso. De hecho, los cannabinoides, para ser asimilados correctamente por nuestro cuerpo, deben estar asociados con una sustancia grasa. Se dice de ellos que son liposolubles. Esta base puede ser aceite de cáñamo, pero no necesariamente. A menudo consiste en aceite de oliva o aceite MCT extraído del coco. Esto no es necesariamente algo malo, sino simplemente un elemento a tener en cuenta para elegir un aceite vegetal de calidad, fijándose tanto en el modo de cultura (agricultura ecológica, sin pesticidas ni fertilizantes en particular) como en la extracción (idealmente sin disolventes).

3. Es importante comprobar la concentración de CBD

En una misma cantidad de aceite de CBD, la concentración puede influir en gran medida en los efectos que se sienten. Todas las buenas marcas que venden cápsulas de CBD ofrecen diferentes concentraciones. Dependiendo de tus necesidades, pero también de tus hábitos de consumo, puedes elegir diferentes concentraciones.

De manera muy general, considera las siguientes concentraciones para tus cápsulas de CBD:

  • <5% de CBD: para efectos ligeros y / o para nuevos usuarios.
  • <10% de CBD: para uso regular y con experiencia previa de la reacción de su cuerpo al CBD.
  • > 10% de CBD: para efectos más marcados. En caso de duda, comienza siempre con una concentración más baja, luego ve aumentando gradualmente la cantidad de CBD consumida hasta lograr los efectos deseados.

4. No todas las cápsulas de CBD tienen el mismo efecto.

El tipo de aceite de cáñamo encapsulado en la cápsula influye mucho en los efectos provocados.
El tipo de aceite de cáñamo encapsulado en la cápsula influye mucho en los efectos provocados.

Sin duda verás la indicación " aislado de CBD o "espectro amplio / completo" en el empaque de tus cápsulas de CBD. El aislado contiene solo CBD y, por lo tanto, te permite disfrutar de sus efectos calmantes y relajantes. Sin embargo, al incluir otros cannabinoides y terpenos, los aceites de espectro amplio o completo ofrecen efectos más variados y potencialmente más pronunciados para cantidades iguales.

5. Las cápsulas de CBD permiten evitar el sabor del aceite de cannabis

Algunas personas aman el sabor terroso y amargo del cannabis. Para tras, por el contrario, es demasiado pronunciado y no se atreven a consumir aceite de CBD puro. Peor aún, se preguntan sinceramente dónde encuentran los fanáticos esas notas de nueces o frutas exóticas de las que hablan todo el tiempo. Consumir su aceite de CBD en azúcar, en un batido o simplemente en una comida cocinada es obviamente un método útil para enmascarar su sabor. Las cápsulas de CBD también están emergiendo como una alternativa eficaz, desprovista de sabor y olor. Si por el contrario te gusta el sabor del cannabis, mírate uno de nuestros aceites de CBD de alta calidad.

6. Las cápsulas de cáñamo tienen efectos más duraderos que el aceite de CBD

Al consumir aceite de CBD puro, puedes elegir cómo tomarlo. Para muchos consumidores, la opción sublingual es la preferida. Al colocar la cantidad deseada directamente debajo de la lengua y luego esperar de 30 a 60 segundos antes de tragar, se promueve una rápida asimilación por parte del cuerpo. Como resultado, los cannabinoides funcionan más rápido e intensamente. Por el contrario, las cápsulas de cáñamo se tragan y es necesario esperar a que la digestión para aprovechar sus efectos. Los efectos aparecen un poco más tarde, pero son más duraderos en el tiempo.. Una vez más, no hay una elección correcta o incorrecta, solo se deben considerar según las diferentes necesidades.

7. Las cápsulas de cannabidiol no provocan efectos psicoactivos ni adicción

Los cannabinoides de las cápsulas se extraen de plantas de cáñamo legales, sin THC.
Los cannabinoides de las cápsulas se extraen de plantas de cáñamo legales, sin THC.

Las cápsulas de CBD disponibles en el mercado legal no contienen THC, y por el contrario destacan los efectos virtuosos del cannabis light, principalmente a través del cannabidiol. El consumo de cápsulas de CBD no coloca y no te hará adicto al producto. Además es un producto natural que no conlleva ningún efecto secundario notorio conocido.

8. No todas las cápsulas de CBD son legales.

Para poder comercializarse libremente en Francia como en el resto de la Unión Europea (UE), un producto derivado del cannabis debe cumplir unas condiciones estrictas. La principal es provenir de una planta de cáñamo certificada, de la cual el nivel de THC no supera el 0,2% (con un aumento esperado al 0,3% por el Parlamento Europeo). El producto final, por otro lado, no debe contener nada de THC. Así que piensa en comprobar la composición de las cápsulas de CBD antes de realizar un pedido. Así te asegurarás la compra de un producto sano y legal.

← Publicación anterior Publicación nueva →