Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

-10% en el 1er pedido con el código "BIENVENIDO10"
Entrega gratuita a partir de 30€ de compra
Embalaje discreto y neutro
Carrito

Descubre como almacenar correctamente sus Flores De CBD

La mayoría de los sitios y envases que proponen flores de CBD te aconsejan que las mantengas alejadas de la humedad, el calor y la luz. Un buen comienzo, pero sin no te dejan saber por qué el cannabidiol es sensible a estos elementos, cómo almacenar tus flores CBD en las mejores condiciones, ni qué hacer si sus productos han sido expuestos. ¡Eso es bueno, ese es el tema de este artículo!

Al aire libre, las flores de CBD desprenden aromas agradables, especialmente si no permanecen fuera mucho tiempo
Al aire libre, las flores de CBD desprenden aromas agradables, especialmente si no permanecen fuera mucho tiempo

Flores de CBD: un producto sensible

Las flores de CBD se cosechan de plantas de cáñamo legales, también llamados cannabis light. Los medios de comunicación hablan tanto de su composición química que casi nos olvidamos de que el cannabis es ante todo una planta.

Por supuesto, contiene moléculas con efectos marcados en el cuerpo humano, son los cannabinoides. Entre ellos, encontramos el cannabidiol, con efectos calmantes, pero también el condenado THC, conocidos por su efecto de "subidón" y la adicción que provoca en sus consumidores. La legislación europea sin embargo, actualmente prohíbe el cultivo y la comercialización de cualquier planta cuyo nivel de THC supera el 0,2%.Por lo tanto, las flores de CBD en venta en nuestra página son perfectamente legales y libres de efectos secundarios conocidos.

La conservación de las flores de CBD, sin embargo, depende mucho más de su naturaleza vegetal que de su contenido de cannabinoides, que no tiene mucho que ver.

Elementos principales que aceleran la degradación de las flores de CBD

Como cualquier hierba seca, un cogollo de cannabis es sensible a su entorno, probablemente acelerará su degradación. Por tanto, es aconsejable mantenerlos alejados de:

  • La luz
  • La calor
  • lahumedad
  • laair libre

En cada una de estas situaciones, el principal riesgo es ver disminuir el contenido de cannabinoides naturales, pero también el ramo aromático, provocado por los terpenos. Es posible que tu producto sea menos agradable, menos eficiente, pero sin presentar ningún riesgo particular si decides conservarlo. Un exceso de luz también decolorará tus flores de CBD si están almacenadas incorrectamente.

Lo peor que le puede pasar a tus flores de CBD es un exceso de humedad, elemento que probablemente altere su calidad. En este caso, además de reducir sus efectos, puede aparecer moho, haciendo imposible su uso. Pero que no cunda el pánico, te explicamos enseguida cómo salvar tus flores de la humedad y así evitar la aparición de moho!

Los peligros de las flores de CBD húmedas

La humedad es el mejor enemigo de las flores de cannabis light
La humedad es el mejor enemigo de las flores de cannabis light

No es realmente peligroso si no ha tenido tiempo de pudrirse, sin embargo, un cogollo húmedo es más difícil de desmoronar, menos aromático y su capacidad para quemarse se ve disminuida. Por lo tanto, esto significa que una materia vegetal húmeda colocada en un vaporizador requiere más aspiración, lo que desperdicia la materia. En resumen, la consecuencia es que tendrá menos efectos y habrá menos placer con igual presupuesto.

Si la hierba permanece húmeda durante demasiado tiempo, se convierte en un verdadero nido de bacterias. Los mohos, hongos pueden asentarse allí. Pueden causarte dolores de cabeza o problemas respiratorios si tu imprudencia te lleva a usarla en lugar de tirarla. ¡Mejor almacenar bien tus flores CBD desde el principio !

Almacenar sus flores de CBD correctamente

Guardar sus flores de CBD en un recipiente cerrado, lejos de la luz y del calor es lo ideal.
Guardar sus flores de CBD en un recipiente cerrado, lejos de la luz y del calor es lo ideal.

Como habrás comprendido, debes evitar a toda costa almacenar tus flores de CBD en un lugar húmedo. Sin embargo, un ambiente demasiado seco tampoco es ideal. Efectivamente, los cannabinoides se almacenan en los tricomas, pequeñas vesículas que también contienen la resina. Por tanto, es necesario que tus cogollos permanezcan pegajosos, prueba de su buen contenido en cannabinoides.

¿La prueba definitiva? Aprieta suavemente un cogollo entre el pulgar y el índice. Si se desmorona, está demasiado seco. Si se hunde como una esponja, está demasiado húmedo. Finalmente, si se hunde ligeramente e inmediatamente vuelve a su lugar cuando libera la presión: ¡felicidades, ha encontrado el equilibrio perfecto!

Para ello, un frasco con tapa de rosca que abrirás de vez en cuando para cambiar el aire es una buena solución. Luego colócalo en un armario no demasiado caliente y protegiéndolo de la luz del sol. Un bote de vidrio marrón es por lo tanto lo ideal. Asegúrate también de que esté en un lugar suficientemente seguro para no estar al alcance directo de los niños y de las mascotas que accidentalmente podrían jugar con él o consumirlo.

Para obtener más información, nuestro artículo dedicado a la conservación del CBD, en todas sus formas, te brinda más detalles sobre las mejores condiciones de almacenamiento para tus aceites, e-líquidos, concentrados CBD o polen CBD.

¿Qué pasa si tu hierba ha absorbido humedad?

Si a pesar de todas tus precauciones de almacenamiento, tus flores CBD se humedecen (después de todo, un vaso se derrama rápidamente), no todo está perdido. El salvador en este caso y muy a menudo será un buen paquete de arroz de toda la vida, y que siempre está en el fondo del armario de la cocina.

Coloca tus cogollos húmedos en un recipiente o en una bolsa de tela con una generosa cantidad de arroz crudo. Lo importante es que la humedad pueda escapar, y por tanto evitar cualquier recipiente hermético. Después de 24 horas, tu hierba ya debería verse mucho mejor. Si eso no es suficiente, déjala reposar unos días más, hasta que esté lo suficientemente seca.

Si tu hierba simplemente ha sufrido humedad ambiental pero no está completamente mojada, una simple bolsa de papel puede ser suficiente. Ciérrala (el papel respira lo suficiente), luego olvídate de ella durante unas horas en un lugar seco y fresco. Entonces podrás decidir si se ha alcanzado un nivel de humedad razonable. De lo contrario, dales la vuelta a los cogollos y espera unas horas más.

← Publicación anterior Publicación nueva →